Skip to main content

Un domingo

Entre todas mis cosas inconclusas hay una novela, la primera que me propuse escribir. Su título es "Llueve en Bs. As." No tendría veintitrés años entonces. Por esa época leía mucho a Dostoyevski, aunque (ahora veo) también se me notaba la influencia de Manuel Puig. Dejo un fragmento:


LLUEVE EN BS. AS. (fragmento)


Por fin terminó el fútbol en todas las radios. Ahora no hay nada que interese tampoco. Los domingos todos tienen esta cualidad de nulidad y completo vacío. Aunque no se gana nada con lamentarse. Cada vez que uno se queja el domingo acaba por pasar y listo. Pero este es el peor, todo es lo peor ahora, todo es lo peor hoy, sobre todo hoy. Volví a quedarme dormido y volví a despertarme, y la lluvia no dejó de golpear contra las ventanas. El cielo continúa gris y las pisadas de Orlando quedaron impresas sobre el parquet, porque entró con los zapatos mojados. Orlando me pidió un juego de llaves del departamento, por si llegaba a tener algún inconveniente, pero me negué, y él insistió. Volvió a insistir en lo mal que me veía y acabé por darle la razón, pero no las llaves. Espero poder ir al instituto mañana, aunque más no sea para no tener que volver a recibirlo. Es extraño, juraría que en algún momento disfrutaba de su compañía, pero ahora me fastidia. Me lo figuro como una suerte de apéndice de Olga, eso es, Orlando se fue convirtiendo en una extensión de Olga, en una molesta extensión de su sombra… mi querida Olga, si supieras que el aire no ha cambiado nada, que las paredes siguen destilando el musgo húmedo de siempre, y que sigue lloviendo, como de seguro estará lloviéndose en tus paredes, porque ahora que en la radio no hay fútbol me hablan de tus paredes correntinas, de que el agua te va a llegar a la cintura, de que si quisiste huir del musgo de estas paredes te equivocaste, no hiciste más que cambiarlo por un musgo ajeno. Allá en Corrientes como en Buenos Aires, llueve, y las calles se inundan, y el pronóstico del tiempo, me dicen, no nos favorecerá, y el Gobierno de la Ciudad comienza a dar refugio a los inundados, en mis paredes o en las tuyas, Olga, el presidente hace un comunicado llamando a la solidaridad del pueblo argentino, y la Iglesia promueve un sistema de donaciones, y, me dicen, este era un nuevo bolero de Miguel, que abre paso a las noticias del espectáculo, porque los domingos en la radio no funciona la Bolsa ni el Mercado Central, los domingos se cierran el Congreso y el Ministerio del Interior, los domingos hacen huelga los paros y las novedades políticas, y se paralizan los internacionales… ¿Lloverá en Bosnia? Sólo el espectáculo no para un domingo, alguna cita a Cris Miró o a Moria, el affaire Susana, y ahora, sí, es Duke Ellington, cortinando este domingo. Debió escapársele a algún musicalizador nostálgico; esta no es música para un domingo, tampoco para una radio. Ni es música para mí ahora. Hace años que ya no es música para mí. La oscuridad fue tomando la habitación casi sin evidenciarse, recién ahora lo noto, aunque el cielo cuenta que todavía es de día, es un sol fatigado que se oculta entre las nubes y emerge a duras penas, de a ratos, mientras lo arrastra la noche. Sí, Rock’n in Rythm era la música que se oía, que prudentemente precede a los policiales, es curioso, los policiales tampoco se detienen un domingo. Una joven estrangulada luego de haber sido violada en el barrio de Once, a pocos metros de Plaza Miserere, en la noche de ayer. Orlando, no dicen la edad de la chica, ¿tendría acaso veinte años? El sábado por la noche, las desgracias ocurren los sábados por la noche, no cualquier sábado por la noche, no: este sábado por la noche.




Comments

Lo más leído

The Elephant's Child (traducción)

Rudyard Kipling es tal vez uno de los más fantásticos escritores de la lengua inglesa. Es difícil amarlo, pero definitivamente imposible odiarlo. ¿Qué sentir por el hombre que nos dejó las más hermosas fábulas modernas juntos con algunas de las más incómodas odas al imperialismo británico? ¿Qué sentir por el poeta más lúdico y rítmico de la lengua inglesa, cuando estos dones son esparcidos sin remordimientos en himnos colonialistas como “The White Man’s Burden”? Yo prefiero quedarme con lo bueno, con el juego y con el ritmo, y con esa increíble colección de fábulas que es “Just So Stories” (que yo traduciría “Justamente así”) y que alguna vez me propuse traducir dado que no me gustaban las otras versiones en castellano. Por supuesto, esto también está incompleto, y sólo llevo tres cuentos con sus respectivos epígrafes y su poesía final. Aquí va mi preferido, con las ilustraciones del autor. Para el que puede, recomiendo leerlo en su idioma original (aquí):


EL BEBÉ DE ELEFANTE (de Rudya…

12 de octubre: Kolla en la ciudad

Es el primer 12 de octubre en que las escuelas ya no conmemoran el ‘Día de la raza’ sino el ‘Día del respeto a la diversidad cultural’. Un cambio significativo. El debate reavivado en 1994 en torno a los 500 años de la conquista española parece haber dado más que prontos frutos. En todos estos años, el nombre de Colón ha ido adquiriendo visos cada vez más opacos. Lejos está hoy aquel héroe visionario y valeroso que nos enseñaran de niños. No porque no lo haya sido. Pero está claro que el producto de su arrojo dista de haber sido una epopeya civilizatoria. Al poco tiempo después de 1994, los alumnos de primaria pasaron rápidamente de elaborar carabelas con cáscaras de nuez a realizar artesanías aborígenes en masilla. En poco tiempo, también, el aventurero genovés fue prácticamente extirpado de los actos escolares y reemplazado por bailes autóctonos y ritmos ancestrales. No se trata de cambios menores. En las escuelas secundarias, por su parte, desde hace más de diez años que se pasó de…

La desperonización de Cristina

A un mes de la derrota electoral de 2015, José Manuel De la Sota anunciaba el final del ciclo kirchnerista y llamaba a recuperar “el ideario del mejor Perón”. Proponía devolverle al peronismo “su perfil socialcristiano, de centro”. Esta misma posición tomó por estos días Miguel Ángel Pichetto: “El PJ debe volver a ser un partido de centro nacional”, propuso, luego de definir a Unidad Ciudadana como “una fuerza de centro izquierda”.

No son pocas las figuras del PJ que comienzan a leer la experiencia kirchnerista como una anomalía dentro de la tradición peronista. Coinciden curiosamente con la lectura que despliegan los analistas liberales, súbitamente preocupados por ordenar el discurso anticristinista al interior del peronismo. Hasta el momento, la estrategia consiste en presentar al kirchnerismo como un movimiento de izquierda que ha encontrado su cauce natural por fuera del PJ. Este intento de ‘desperonización’ de Cristina no tiene otro objetivo que aislarla políticamente y allanar …