16/10/2009

Pensamientos usurpados 9: Messi tanto y otros tan pocos


Lionel Messi gana 270 pesos por minuto jugando al deporte más aburrido y más presuntuoso que ha conocido la humanidad en su larga historia. Para ponerlo en perspectiva: Messi cobra, en dinero, cada diez minutos, lo mismo que un docente argentino recibe, en dinero, por su trabajo de todo un mes. Lo que significa, blanco sobre negro: cada dos horas Messi gana el salario de un año de un maestro con doble turno. O, más preciso todavía: en menos de tres días ese jugador de fútbol recibe el equivalente a toda la vida de trabajo, más de treinta años, de un profesor de escuela secundaria. Al mismo tiempo (o, si se prefiere, en el mismo mundo) los pibes de la villa Tranquila matan y se hacen matar por un billete de cinco pesos, lo que Messi percibe en cada segundo que transcurre de su agitada existencia. Cinco pesos alcanzan para dos o tres pequeñas dosis de paco. (…)

Luis Bardamu, en Mínimas


5 comments:

Anonymous said...

Inaudito. Messi entretiene a la plebe Mundial y para ésto se le paga, además es un gran negocio. Definitivamente, su función no tiene comparación a la del docente. Sin la menor intención de desmerecer a el crack futbolero, su función no se condice con la noble tarea de enseñar a razonar, no está con uno para dialogar o escuchar, es alguién que está separado por la distancia, uno pueda cotejar ideas, valores por su lejanía. En fin, son como ídolos mudos que los medios nos presentan como familiares, pero que a su vez, están totalmente alejados de uno, ya que con ellos no podemos interactuar. No obstante ésto, éste extraordinario deportista gana mil veces mas que un docente. Pero peor que ésto, tengo entendido que un docente de EEUU o de Europa, que desempeña la misma tarea que un docente Argentino, gana unos 40.000 U$s anuales lo que equivale a unos 140.000 $. En cambio, el docente Argentino, reitero; persona que desempeña la misma labor que los docentes del primer mundo, gana unos 40.000 $ anuales (con mucha suerte) y vive en un contexto donde el costo de vida esta cada vez mas dolarizado y con precios cada vez más inflados, por lo que su salario se devalúa y su vida, como la de tantos otros, se ve afectada a una forma de economía de subsistencia, donde se gana solo para subsistir, no más que eso. Indudablemente, éste es un claro ejemplo de desigualdad en un mundo que se entiende como globalizado para algunas cosas, pero poco global para otras. Un cordial saludo.

Simud said...

Un abrazo.

Simud said...

Concuerdo; y de paso insisto en que creo que el problema no está en la riqueza en sí sino en las riquezas desaforadas y obscenas que parecen tan común hoy en día. Messi no necesita tanta plata para vivir bien, y hasta lujosamente. Ni él, ni sus hijos. Entonces no se justifica tener o ganar tanto. Aunque es justo decir que no es culpa del jugador. El fútbol es un negocio que moviliza muchísimo dinero; es esto lo que hace que el oficio de jugador se valorice tanto.

Anonymous said...

Estimado Simud, noto que ha agregado sus datos y que está vinculado al area de la educación. Siendo que yo sòlo opino desde la posición de anonimato, considero que no sería demasiado educado de mi parte seguir charlando con UD y no presentarme. Por lo que éste será mi último comentario en su blog, un blog distinto al resto, y donde ha sido realmente un verdadero placer poder opinar siendo tratado con el mayor de los respetos y sin ser agredido ni bastardeado ni descalificado como ocurre en otros lugares por expresar uno su parecer. Quiero expresarle que para mi poder conversar con un docente es todo un privilegio y quisiera aclararle que en ningún momento atiné a desprestigiar a los docentes por lo que ganan con mi último comentario. Todo lo contrario, yo entiendo que todos los salarios nacionales se encuentran devaluados con respecto al costo de vida dolarizado y la inflacíón. Lo que a mi me cuesta entender es como una persona que enseña en Finlandia o EEUU gana 5 veces más que otra que vive en Bolivia o Argentina, siendo que ambas han sido adiestradas para hacer la misma tarea. Estas son las grandes asímetrias de este mundo postmoderno e inequitativo que nos ha tocado vivír. Ni me quiero imaginar que mundo será el venidero. Obviamente que coincído con UD en que en épocas de miseria, desnutrición y desempleo para miles sería poco congruente que hayan personas que ganen, no solo para ellos, sino para toda su generación venidera y venidera. Lo que causa desazón no es la riqueza en sí, si no la ostentación de la misma en épocas en que muchos sufren las penurias de una economía de ajuste que ha creado infelicidad y hasta angustia en muchos hogares. Ha sido todo un placer intercambiar apreciaciones con un UD. Mis más sinceros respetos.

Simud said...

El anonimato es siempre un lugar para respetar y defender. Por supuesto que el blog estará siempre abierto a nuevos comentarios suyos.
Un abrazo.

Creative Commons License
© Copyright 1993-2017 Blas A. Bigatti

Textos e imágenes publicadas como posts por Simud se encuentran (salvo aclaración contraria) protegidos bajo los términos de Creative Commons Atribución-No Comercial-Sin Obras Derivadas 3.0 Unported. Para utilizar cualquier contenido fuera de los términos de esta licencia, por favor, contactarse con el autor.