Skip to main content

El viajero kármico (cómic)

Owen Watts es un tipo emprendedor. Se inició publicando la antología ‘Dr. WTF?’, un homenaje desquiciado a la serie inglesa ‘Dr. Who’. Yo colaboré con la segunda entrega. En aquella oportunidad urdí un retorcido cuentito escatológico que espantó a más de un dibujante (por lo retorcido antes que por lo escatológico) y que terminó cayendo en manos muy poco experimentadas. Tuve que agradecer a Owen su esfuerzo por mantener aquel desvarío en su colección a pesar de lo imperfecto del resultado, y me sentí obligado a contribuir en su ‘Psychedelic Journal of Time Travel’, versión mejorada y más ambiciosa de aquel primer proyecto. 

Temeroso de que esta segunda colaboración tampoco acabara de la mejor manera, no comprometí más que una idea pequeña e insignificante para la ocasión. Una historia titulada ‘Karma Traveller’ (El viajero kármico), que fue a dar en las manos del delicado artista inglés Andrew Scaife. Andrew no fue el único que superó mis expectativas; la colección capitaneada por Owen también resultó de un nivel sorprendente y me obligó a asumir con algo más de compromiso mis subsiguientes contribuciones (dos de ellas en proceso).

Aquí les dejo mi modesto aporte al 'Psychedelic Journal of Time Travel' de marzo. Y de yapa para los curiosos entendidos en la serie ‘Dr. Who’, va también el link a ‘Una carga engorrosa’ (del cual ya han sido advertidos).




Y la yapa prometida:

Comments

Lo más leído

12 de octubre: Kolla en la ciudad

Es el primer 12 de octubre en que las escuelas ya no conmemoran el ‘Día de la raza’ sino el ‘Día del respeto a la diversidad cultural’. Un cambio significativo. El debate reavivado en 1994 en torno a los 500 años de la conquista española parece haber dado más que prontos frutos. En todos estos años, el nombre de Colón ha ido adquiriendo visos cada vez más opacos. Lejos está hoy aquel héroe visionario y valeroso que nos enseñaran de niños. No porque no lo haya sido. Pero está claro que el producto de su arrojo dista de haber sido una epopeya civilizatoria. Al poco tiempo después de 1994, los alumnos de primaria pasaron rápidamente de elaborar carabelas con cáscaras de nuez a realizar artesanías aborígenes en masilla. En poco tiempo, también, el aventurero genovés fue prácticamente extirpado de los actos escolares y reemplazado por bailes autóctonos y ritmos ancestrales. No se trata de cambios menores. En las escuelas secundarias, por su parte, desde hace más de diez años que se pasó de…

La construcción retórica de un kirchnerismo violento

Aunque el macrismo apele con recurrencia a una retórica encolerizada que combina epítetos degradantes (‘lakras’, ‘KKs’, ‘Kukas’) con un ‘fuck you’ proctológico y extranjerizante, las paradojas de la vida política argentina acabaron por asignar el rol de fuerza violenta al kirchnerismo. Sin importar cuánto insistan ‘los K’ en aferrarse a sus axiomas solidarios (“la patria es el otro”, “al odio se le gana con amor”), su lugar en el reparto de sentidos mediáticos ha sido determinado por sus poderosos enemigos, que cuentan entre sus voceros a miembros del gobierno y medios oficialistas por igual.

Marcos Peña definió al kirchnerismo como “un grupo político que legitima la violencia”; Gabriela Michetti llegó a asegurar que “los kirchneristas viven violentos y agresivos”; y el propio presidente se desmarcó de la gestión anterior explicando que “cambiar también es entender que la violencia no es la forma”. En el mismo registro, Joaquín Morales Solá responsabilizó por los conflictos en la Pata…

The Elephant's Child (traducción)

Rudyard Kipling es tal vez uno de los más fantásticos escritores de la lengua inglesa. Es difícil amarlo, pero definitivamente imposible odiarlo. ¿Qué sentir por el hombre que nos dejó las más hermosas fábulas modernas juntos con algunas de las más incómodas odas al imperialismo británico? ¿Qué sentir por el poeta más lúdico y rítmico de la lengua inglesa, cuando estos dones son esparcidos sin remordimientos en himnos colonialistas como “The White Man’s Burden”? Yo prefiero quedarme con lo bueno, con el juego y con el ritmo, y con esa increíble colección de fábulas que es “Just So Stories” (que yo traduciría “Justamente así”) y que alguna vez me propuse traducir dado que no me gustaban las otras versiones en castellano. Por supuesto, esto también está incompleto, y sólo llevo tres cuentos con sus respectivos epígrafes y su poesía final. Aquí va mi preferido, con las ilustraciones del autor. Para el que puede, recomiendo leerlo en su idioma original (aquí):


EL BEBÉ DE ELEFANTE (de Rudya…