Skip to main content

Criaturas de Laboratorio (antología)



Comenzaba el año 2012. Un colaborador de Exégesis y Nocte (la asociación española de escritores de terror) nos propuso hacer algo en conjunto. Surgió la idea de armar una antología de cómics y relatos de ciencia ficción y horror, por lo que lanzamos una convocatoria a guionistas y un certamen literario para seleccionar relatos. Ambas propuestas fueron realmente exitosas y todo auguraba que tendríamos una linda colección para fines de aquel año. Para nada. Llegada la etapa del dibujo, los inconvenientes aparecieron y se multiplicaron. Jamás tuve que afrontar tantos retrasos ni tantas bajas en el camino. A mediados del  año pasado, cuando la antología ya estaba diagramada, los altibajos editoriales en Exégesis volvieron a retrasar todo y pospusieron la salida de la colección una vez más. Finalmente, enero del 2014 habría de ser la fecha, y ‘Criaturas de Laboratorio’, como la bautizamos, acabó viendo la luz. El sabor que me queda en la boca, después de tantos contratiempos, es más bien amargo, y no creo que vuelva a encarar una antología partiendo de cero como fue el caso. El prólogo que escribí para la ocasión fue delineado mucho antes de que los problemas empezaran a volverse incontrolables, y de aquí su tono más bien triunfalista. Más que triunfal, me siento liberado por haberme quitado este peso de encima. Aunque después de tantas idas y vueltas, algo de triunfalismo no debería venir mal, ¿no?

Debajo de la espeluznante portada de Álvaro Escudero les dejo el prólogo que escribí para la antología, y más abajo los links para visualización online y descarga gratuita. Si le echan un vistazo, entre muchos buenos cómics y relatos de horror y ciencia ficción, podrán encontrar también 'Una salida', el breve cómic que pergeñamos junto a Aitor Gascón. Que lo disfruten.



Prólogo a ‘Criaturas de Laboratorio’

Todo género es un chaleco de fuerza, una correa que se afirma a nuestro cuello mordiéndonos la carne y limitando nuestros ansiosos movimientos. Todo género es un límite. Los grandes autores de género son, justamente, aquellos que sin evitar el férreo abrazo del chaleco saben dejar asomar un dedo, una mano, y fabrican asombro y novedad a partir de mínimos movimientos y variaciones. Pero todo gran autor de género conoce los riesgos de una liberación completa. El chaleco, reconozcámoslo, es también un ámbito de seguridad que nos contiene, nos guía, nos traza un camino discernible en medio de un mundo abrumadoramente caótico e ilimitado. El género es tanto una prisión como un tibio resguardo. Se requiere coraje para asumirlo, tanto como para abandonarlo. 

Nosotros, no contentos con los límites de un género, nos hemos impuesto dos, de modo simultáneo. Al chaleco de fuerza, le hemos superpuesto la escafandra. A la narrativa de horror, le arrojamos con violencia la ciencia ficción. Animarse a explorar los puntos ciegos de esta combinación requiere de un acto de valentía, y así entendemos a esta colección. El resultado no podría enorgullecernos más. El resultado no es otra cosa que este engendro deforme que aquí les presentamos, un híbrido monstruoso e indefinible. ¡Cómo no enorgullecernos de parir semejante frankenstein! Justo nosotros, que amamos por igual el horror y la ciencia ficción.

Los padres de este engendro tienen nombre propio: Exégesis y Nocte. Dos empresas fantásticas, dos aventuras colectivas que ahora se unen en un colectivo aún mayor. Exégesis, revista online por largo tiempo dedicada al cómic de ciencia ficción; Nocte, asociación española de escritores de terror. Juntos hemos parido a esta criatura. Y como corresponde a un libro de este tenor, ha sido un parto doloroso, que desgarró nuestras entrañas y acabó echándolas sobre la mesa quirúrgica, para estudio y regocijo del científico desquiciado que anida en lo profundo de todos nosotros.

Observen con cuidado. Ante ustedes, la criatura…




Comments

Lo más leído

The Elephant's Child (traducción)

Rudyard Kipling es tal vez uno de los más fantásticos escritores de la lengua inglesa. Es difícil amarlo, pero definitivamente imposible odiarlo. ¿Qué sentir por el hombre que nos dejó las más hermosas fábulas modernas juntos con algunas de las más incómodas odas al imperialismo británico? ¿Qué sentir por el poeta más lúdico y rítmico de la lengua inglesa, cuando estos dones son esparcidos sin remordimientos en himnos colonialistas como “The White Man’s Burden”? Yo prefiero quedarme con lo bueno, con el juego y con el ritmo, y con esa increíble colección de fábulas que es “Just So Stories” (que yo traduciría “Justamente así”) y que alguna vez me propuse traducir dado que no me gustaban las otras versiones en castellano. Por supuesto, esto también está incompleto, y sólo llevo tres cuentos con sus respectivos epígrafes y su poesía final. Aquí va mi preferido, con las ilustraciones del autor. Para el que puede, recomiendo leerlo en su idioma original (aquí):


EL BEBÉ DE ELEFANTE (de Rudya…

12 de octubre: Kolla en la ciudad

Es el primer 12 de octubre en que las escuelas ya no conmemoran el ‘Día de la raza’ sino el ‘Día del respeto a la diversidad cultural’. Un cambio significativo. El debate reavivado en 1994 en torno a los 500 años de la conquista española parece haber dado más que prontos frutos. En todos estos años, el nombre de Colón ha ido adquiriendo visos cada vez más opacos. Lejos está hoy aquel héroe visionario y valeroso que nos enseñaran de niños. No porque no lo haya sido. Pero está claro que el producto de su arrojo dista de haber sido una epopeya civilizatoria. Al poco tiempo después de 1994, los alumnos de primaria pasaron rápidamente de elaborar carabelas con cáscaras de nuez a realizar artesanías aborígenes en masilla. En poco tiempo, también, el aventurero genovés fue prácticamente extirpado de los actos escolares y reemplazado por bailes autóctonos y ritmos ancestrales. No se trata de cambios menores. En las escuelas secundarias, por su parte, desde hace más de diez años que se pasó de…

La desperonización de Cristina

A un mes de la derrota electoral de 2015, José Manuel De la Sota anunciaba el final del ciclo kirchnerista y llamaba a recuperar “el ideario del mejor Perón”. Proponía devolverle al peronismo “su perfil socialcristiano, de centro”. Esta misma posición tomó por estos días Miguel Ángel Pichetto: “El PJ debe volver a ser un partido de centro nacional”, propuso, luego de definir a Unidad Ciudadana como “una fuerza de centro izquierda”.

No son pocas las figuras del PJ que comienzan a leer la experiencia kirchnerista como una anomalía dentro de la tradición peronista. Coinciden curiosamente con la lectura que despliegan los analistas liberales, súbitamente preocupados por ordenar el discurso anticristinista al interior del peronismo. Hasta el momento, la estrategia consiste en presentar al kirchnerismo como un movimiento de izquierda que ha encontrado su cauce natural por fuera del PJ. Este intento de ‘desperonización’ de Cristina no tiene otro objetivo que aislarla políticamente y allanar …