Skip to main content

Hipótesis: Entretiempo Argentina-Bosnia

Sabella arroja la moneda al aire una y otra vez, sus dedos temblorosos y mojados.  Busca las palabras, sin animarse a mirar a sus jugadores a la cara. Un sudor copioso le recorre la frente.

SABELLA: Chicos, ustedes saben que una defensa sólida es fundamental para mí.

MESSI (súbitamente hablador tras un sorbo de cahipiriña): Pero, Alejandro, vos sabés que a mí no me sale jugar así. No es lo mío.

SABELLA: Pibe, ¡pero si sos el mejor jugador del mundo!

MESSI: Sí, pero no sé jugar a cualquier cosa. ¿Qué te pensás, que soy Maradona?

SABELLA: Es que… si pongo toda la carne al asador en la delantera, corremos el riesgo de que nos vacunen en cualquier momento.

MESSI (tras un segundo sorbo de cahipiriña): A mí me enseñaron que el fútbol no es evitar que te ganen; ni siquiera es hacer todo para ganar… El fútbol es tratar de meter más goles de los que te van a meter a vos.

SABELLA: Eh… Esa yo no me la creo. Hice como que me la creía hasta ahora, pero nunca me la creí.

MESSI: Bueno, ¿qué hacemos al final? ¿Jugamos como vos querés o como queremos nosotros?

La moneda en la mano de Sabella vuelve a girar en el aire y cae resonando contra el suelo: seca.


SABELLA: Está bien, pibe. Salgamos a meter goles. Y que sea lo que Dios quiera.




Comments

Lo más leído

12 de octubre: Kolla en la ciudad

Es el primer 12 de octubre en que las escuelas ya no conmemoran el ‘Día de la raza’ sino el ‘Día del respeto a la diversidad cultural’. Un cambio significativo. El debate reavivado en 1994 en torno a los 500 años de la conquista española parece haber dado más que prontos frutos. En todos estos años, el nombre de Colón ha ido adquiriendo visos cada vez más opacos. Lejos está hoy aquel héroe visionario y valeroso que nos enseñaran de niños. No porque no lo haya sido. Pero está claro que el producto de su arrojo dista de haber sido una epopeya civilizatoria. Al poco tiempo después de 1994, los alumnos de primaria pasaron rápidamente de elaborar carabelas con cáscaras de nuez a realizar artesanías aborígenes en masilla. En poco tiempo, también, el aventurero genovés fue prácticamente extirpado de los actos escolares y reemplazado por bailes autóctonos y ritmos ancestrales. No se trata de cambios menores. En las escuelas secundarias, por su parte, desde hace más de diez años que se pasó de…

The Elephant's Child (traducción)

Rudyard Kipling es tal vez uno de los más fantásticos escritores de la lengua inglesa. Es difícil amarlo, pero definitivamente imposible odiarlo. ¿Qué sentir por el hombre que nos dejó las más hermosas fábulas modernas juntos con algunas de las más incómodas odas al imperialismo británico? ¿Qué sentir por el poeta más lúdico y rítmico de la lengua inglesa, cuando estos dones son esparcidos sin remordimientos en himnos colonialistas como “The White Man’s Burden”? Yo prefiero quedarme con lo bueno, con el juego y con el ritmo, y con esa increíble colección de fábulas que es “Just So Stories” (que yo traduciría “Justamente así”) y que alguna vez me propuse traducir dado que no me gustaban las otras versiones en castellano. Por supuesto, esto también está incompleto, y sólo llevo tres cuentos con sus respectivos epígrafes y su poesía final. Aquí va mi preferido, con las ilustraciones del autor. Para el que puede, recomiendo leerlo en su idioma original (aquí):


EL BEBÉ DE ELEFANTE (de Rudya…

Quién une al peronismo después de octubre

* con Ezequiel Gerace
Se suele recordar que Néstor Kirchner vislumbraba para la Argentina un sistema político bipartidista, con una fuerza progresista de centroizquierda que él aspiraba a comandar, y una oposición de centroderecha que por entonces no terminaba de encontrar su forma definitiva. Las elecciones de octubre parecen confirmar que Cambiemos se ha consolidado como la pata derecha de este potencial bipartidismo. Refuerzan esta percepción los magros resultados de las oposiciones condescendientes con el gobierno. Hoy, las propuestas de corte liberal confluyen dentro de Cambiemos, o se diluyen frente a su avance.

Esta consolidación de una centroderecha electoralista y de proyección nacional ha encontrado, curiosamente, a la centroizquierda fracturada. El peronismo, que con todos sus matices continúa siendo –por lo menos doctrinariamente- la centroizquierda vernácula por excelencia, ha cedido unidad y peso electoral frente a las ambiciones personales y las presiones corporativas. A…