Skip to main content

Pensamientos usurpados: Eagleton sobre marxismo

"El ‘Manifiesto Comunista’ ha sido descripto como “la obra de mayor influencia escrita en el siglo XIX.” Por contraposición a figuras políticas, científicas, militares o religiosas, pocos pensadores como su autor han logrado cambiar el curso de la historia de forma tan clara. No hay gobiernos cartesianos, ni guerrilleros platónicos o sindicatos hegelianos. Ni siquiera los críticos más implacables de Marx podrían negar que su trabajo cambió nuestra percepción de la historia humana." 
**** 
"Es posible saber si el sistema capitalista está en problemas cuando la gente empieza a hablar del capitalismo. Esto es señal de que el sistema ha dejado de ser tan natural como el aire que respiramos y de que es posible verlo como un fenómeno histórico relativamente reciente, que es lo que en verdad es. Y como todo lo que nace puede morir, esta es una de las razones por las cuales los sistemas sociales suelen presentarse a sí mismo como imperecederos. Del mismo modo en que un brote de dengue nos vuelve súbitamente conscientes de nuestro cuerpo, una forma de vida social puede percibirse como lo que es cuando comienza a resquebrajarse."
                                                                            **** 
"Oír que el marxismo ha llegado a su fin sería música para los oídos de todos los marxistas del planeta. Podrían guardar sus marchas y sus piquetes, retornar al seno de sus dolidas familias y disfrutar de una tarde hogareña en lugar de soportar otra tediosa reunión de comité. Los marxistas no quieren otra cosa que dejar de ser marxistas. En este sentido, ser marxista no se asemeja en nada a ser un budista o un multimillonario. Se parece más a ser médico. Los médicos son criaturas frustradas y perversas que no hacen otra cosa que curar a sus pacientes para que estos ya no vuelvan a necesitarlos."  
                                                                            **** 
"Irónicamente, lo que contribuyó a que el marxismo entrara en retirada a fines del siglo XX, también sirvió para revalidar sus propuestas. Justamente, si fue corrido hacia los márgenes fue porque el orden social al cual se oponía, lejos de volverse más benigno y moderado, se tornó más violento y enérgico que nunca. Esto hizo que la crítica marxista fuese más pertinente aún. Globalmente, el capital pasó a estar más concentrado y a comportarse de modo más predatorio que nunca, al tiempo que la clase obrera se ampliaba. Fue posible imaginar un futuro en el cual los megamillonarios se refugiaran en comunidades cerradas y armadas, mientras cientos de millones de habitantes de barriadas fétidas y precarias serían cercados por torres de vigilancia y alambres de púa. En este contexto, decir que el marxismo estaba acabado era como decir que los bomberos pasaron de moda porque los pirómanos se volvieron más creativos que nunca."     
                                                                         **** 
"La estrafalaria idea de que el socialismo podía prosperar en un solo país fue inventada por Stalin en los años 20, en parte como una respuesta cínica al hecho de que otras naciones no habían podido salir al auxilio de la Unión Soviética. Es una idea que no se sostiene en Marx. Está claro que las revoluciones socialistas empiezan por algún lado, pero no pueden completarse dentro de las fronteras de un solo país. Juzgar al socialismo por sus resultados en un país desesperadamente aislado sería como juzgar a la raza humana estudiando a los psicópatas de Kalamazoo." 
Terry Eagleton (2011) Why Marx was right.



Comments

Lo más leído

The Elephant's Child (traducción)

Rudyard Kipling es tal vez uno de los más fantásticos escritores de la lengua inglesa. Es difícil amarlo, pero definitivamente imposible odiarlo. ¿Qué sentir por el hombre que nos dejó las más hermosas fábulas modernas juntos con algunas de las más incómodas odas al imperialismo británico? ¿Qué sentir por el poeta más lúdico y rítmico de la lengua inglesa, cuando estos dones son esparcidos sin remordimientos en himnos colonialistas como “The White Man’s Burden”? Yo prefiero quedarme con lo bueno, con el juego y con el ritmo, y con esa increíble colección de fábulas que es “Just So Stories” (que yo traduciría “Justamente así”) y que alguna vez me propuse traducir dado que no me gustaban las otras versiones en castellano. Por supuesto, esto también está incompleto, y sólo llevo tres cuentos con sus respectivos epígrafes y su poesía final. Aquí va mi preferido, con las ilustraciones del autor. Para el que puede, recomiendo leerlo en su idioma original (aquí):


EL BEBÉ DE ELEFANTE (de Rudya…

12 de octubre: Kolla en la ciudad

Es el primer 12 de octubre en que las escuelas ya no conmemoran el ‘Día de la raza’ sino el ‘Día del respeto a la diversidad cultural’. Un cambio significativo. El debate reavivado en 1994 en torno a los 500 años de la conquista española parece haber dado más que prontos frutos. En todos estos años, el nombre de Colón ha ido adquiriendo visos cada vez más opacos. Lejos está hoy aquel héroe visionario y valeroso que nos enseñaran de niños. No porque no lo haya sido. Pero está claro que el producto de su arrojo dista de haber sido una epopeya civilizatoria. Al poco tiempo después de 1994, los alumnos de primaria pasaron rápidamente de elaborar carabelas con cáscaras de nuez a realizar artesanías aborígenes en masilla. En poco tiempo, también, el aventurero genovés fue prácticamente extirpado de los actos escolares y reemplazado por bailes autóctonos y ritmos ancestrales. No se trata de cambios menores. En las escuelas secundarias, por su parte, desde hace más de diez años que se pasó de…

La desperonización de Cristina

A un mes de la derrota electoral de 2015, José Manuel De la Sota anunciaba el final del ciclo kirchnerista y llamaba a recuperar “el ideario del mejor Perón”. Proponía devolverle al peronismo “su perfil socialcristiano, de centro”. Esta misma posición tomó por estos días Miguel Ángel Pichetto: “El PJ debe volver a ser un partido de centro nacional”, propuso, luego de definir a Unidad Ciudadana como “una fuerza de centro izquierda”.

No son pocas las figuras del PJ que comienzan a leer la experiencia kirchnerista como una anomalía dentro de la tradición peronista. Coinciden curiosamente con la lectura que despliegan los analistas liberales, súbitamente preocupados por ordenar el discurso anticristinista al interior del peronismo. Hasta el momento, la estrategia consiste en presentar al kirchnerismo como un movimiento de izquierda que ha encontrado su cauce natural por fuera del PJ. Este intento de ‘desperonización’ de Cristina no tiene otro objetivo que aislarla políticamente y allanar …