25/10/2014

Comunión (cómic)

Con Tomás Verbena hemos conformado una sociedad que ha empezado a ser lo suficientemente fructífera como para ser llamada ‘sociedad’. Nos entrecruzamos por casualidad en las páginas de Exégesis, cuando se hizo cargo de dibujar Carrera Cuántica, un guión que yo había escrito sobre idea de Jesús Pérez, y que acabó en las páginas de Seqapunch. El resultado fue bueno, y decidimos probar suerte con algo más personal. Curiosamente (y puedo asegurarles que no es nada fácil que esto ocurra) nuestras inquietudes de guionista y dibujante coincidieron profundamente en un puñado de temáticas no siempre populares. Nos pusimos a tono con una breve historia de 10 páginas situada en una favela brasileña, y que compartiré por aquí en breve; y en el espacio entre esta historia y otra más que comenzábamos a tramar, surgió la posibilidad de hacer Communion (Comunión) una breve tira de dos páginas para la última antología de horror de la editorial GrayHaven, recientemente publicada. Los invito a leer este brevísimo corto:

 





20/10/2014

Momentos usurpados: El Principito también robó el corazón de los nazis


[Antoine de Saint-Exupéry] describía su fascinación por la aeronáutica a través de un lenguaje absorbente y un tono que también habría de tocar el corazón de la Alemania nazi. Su concepción de una tecnología que retorna a la naturaleza hasta formar un todo orgánico se alineaba con el pensamiento de un amplio sector de filósofos de la tecnología alemanes. Pero en lugar de aburrir a sus lectores con juegos mentales y reflexivos, él sabía entretenerlos con sus historias de aviones. Saint-Exupéry es tal vez el único autor bestseller del Tercer Reich que luchó activamente en contra de los alemanes (en sus últimos días, como piloto de los EE.UU.) pero cuyos libros tuvieron autorización para ser vendidos hasta el final de la guerra.

Tras la derrota de Francia, Saint-Exupéry viajó a Nueva York a través de Lisboa en diciembre de 1940. Al comienzo de la guerra, los autores indeseables de las ‘naciones enemigas’ habían sido retirados de las estanterías alemanas. Todos salvo él. De hecho, su nombre aparece, por ejemplo, en listas de libros sugeridos a los bibliotecarios como ‘muy recomendables’.

Saint-Exupéry tenía esperanzas de que al poco tiempo de que los franceses se enfrentaran contra “cinco o seis Messerschmitts”, olvidarían sus diferencias internas. Sin embargo, su encuentro con los Messerschmitts no salió bien para el autor de ‘El Principito’. Nunca regresó de su vuelo de reconocimiento de julio de 1944, sobre la costa del Mediterráneo francés. Sus restos aún eran buscados sesenta años después. Cuando su avión al fin fue recuperado, un antiguo piloto alemán admitió en distintas entrevistas haber derribado al famoso autor. Horst Rippert también hacía un vuelo de reconocimiento, desde Marsella en su Messerschitt 109, cuando divisó un avión enemigo y lo derribó sin titubear. Para entonces, Rippert ya había leído toda la obra de Saint-Exupéry: “Era uno de mis autores favoritos. Porque además escribía sobre aviones.”

Christian Adam (2010) Reading under Hitler: Authors, bestsellers and readers in the Thrird Reich.  

10/10/2014

The Gathering: Horror 4 (antología)

Una nueva colección de la gente de GrayHaven acaba de llegar a las librerías americanas, conteniendo la brevísima ‘Communion’ (Comunión), que urdimos con Tomás Verbena hace ya casi un año y que meses atrás hizo su españolísimo paso por las páginas virtuales de Exégesis. No es otra cosa que un guiño reflexivo pero algo tétrico, lo que nos permitió encajar con la temática de esta antología: Horror.

¿Ansiosos por tener una copia angloparlante? Aquí les dejo el enlace. Y debajo de la portada, un detalle del logrado dibujo de Tomás, para que se vayan relamiendo.  







05/10/2014

Dos cómics remasterizados


Como parte de un intercambio entre las revistas Exégesis y Lucien, dos de mis cómics fueron a para al último número de la revista digital mendocina, que propuso la temática ‘superhéroes’. Las historias en cuestión fueron ‘Superfábulas’, dibujada por Francisco Menor, y la más reciente ‘Una noche de superacción’. Como se trataba de dos cortos en blanco y negro, el editor y dibujante Nicolás Vignolo propuso colorearlas. A cargo de los pigmentos estuvieron Leo Santarelli y el propio Nicolás. Ambas historias lo agradecieron.  Les dejo una muestra del resultado, y los invito a releer las historias completas en su versión technicolor:

02/10/2014

The Psychedelic Journal of Time Travel – Issue 4 (antología)

La verdad que se me había pasado esta. El gran Owen me había enviado una copia para colaboradores, pero se me patinó la fecha de salida: fines de agosto. La colección, que cada vez está mejor, incluye esta vez mi breve ‘The Universal Market’, un rápido giro de humor sin demasiada elaboración pero dibujada magistralmente por David Broughton, de quien dejo una muestra debajo.

Ya pueden encargar sus copias a través de Comicsy.



01/10/2014

The Gathering: Survival (antología)

Una nueva contribución para la gente de GrayHaven Comics: esta vez un breve relato de inspiración histórica para la colección 'Survival', que revisa distintas experiencias de supervivencia extrema. El título de este breve corto: Stubborness (Obstinación, en criollo). Los dibujos cayeron bajo las sorprendentes manos del artista americano Wayne Tanaka, de quien dejo una muestra debajo. Un verdadero lujo.

Ya está a la venta, por solo 3,50 caripelas de George Washington.






06/09/2014

Pensamientos usurpados: Platón no pensaba como nosotros

"Para el griego clásico, cada aspecto de la existencia podía verse y oírse. En principio (y en esencia) este desconocía la existencia de una realidad invisible y silenciosa. Esto se aplicaba a la existencia en toda su magnitud, pero sobre todo a la existencia humana. Al griego le resultaba desconocida la silenciosa vida interna, el llanto y el pensamiento en silencio. Su vida interna podía existir solo si se manifestaba externamente de modo que se viera y oyera. Platón, por ejemplo, entendía al pensamiento como una conversación que el hombre llevaba a cabo consigo mismo (en el 'Teeteto' y el 'Sofista'). La noción de pensamiento silencioso apareció por primera vez con los místicos, y este concepto tuvo sus raíces en el Oriente. Es más, para la comprensión platónica del proceso, el pensamiento en tanto “conversación con uno mismo” no suponía ningún tipo de relación especial con la conciencia propia (nada diferente, por ejemplo, de la relación con los otros). La conversación con uno mismo se convertía en conversación con el otro sin solución de continuidad, sin que se intuyera frontera alguna entre ambas."

Mikhail Bakhtin (1981) ‘Forms of time and the chronotope in the novel.’ The Dialogic Imagination.

25/08/2014

CHC - Episodio 1 (cómic)

Finalmente, el primer episodio de CHC, que tramamos con Pedro Lobato a comienzo de año, acaba de aparecer como colección en Exégesis. Allí pueden repasar con continuidad las veintiún páginas que componen la primera aventura de este (todavía) parco y retraído personaje que nos conducirá por distintos paisajes de la realidad internacional (Ucrania para empezar, Siria en la actualidad). Para la ocasión sentí que tenía que explicar aunque sea someramente cómo surgió CHC y la influencia de Corto Maltés en su génesis. Para ello aproveché las últimas páginas de la colección. Comparto aquí también este colofón, y los invito a seguir leyendo CHC (que en este momento viene siendo dibujado por la diestra mano de Tomás Verbena) en Subcultura.
 

Colofón


Pedro es un amante incondicional de Corto Maltés. Yo estoy lejos de ser siquiera partidario de aquel legendario marino aventurero. Atravesé con tesón y enorme dificultad los trece volúmenes de historias que tengo en casa, empujado por el ánimo que me brindaba mi compañero y no mucho más que eso. Al menos en un principio. Después de largos meses de luchar contra la densa marea de tinta de Hugo Pratt, uno tiende naturalmente a apreciar ciertos valores que en condiciones naturales de lectura tal vez serían insuficientes. Pero no es eso en lo que quisiera detenerme. Corto Maltés es un personaje que transcurre eternamente en el pasado, que recorre y se entrevera constantemente con los conflictos y los espacios míticos de la distante geopolítica del siglo XX. Fue así que un buen día, entre lectura y lectura, me pregunté si acaso hubiese sido posible para Pratt narrar su presente inmediato. Está claro que el presente es siempre una sustancia inasible y en fuga, pero el presente de Pratt (el presente del pasado) tal vez lo fuera más aún. Narrar el presente inmediato por entonces requería de una doble inmediatez, temporal pero también física. ¿Cómo animarse a narrar acontecimientos del día sin tener acceso directo a ellos? Las nuevas tecnologías cambiaron todo. Los libros y la experiencia personal a los que debía recurrir Pratt hoy son reemplazados por la viralidad de las noticias, los videos y las fotografías digitales. Hoy Pratt podría descender a las callejuelas de Buenos Aires a través de Google Earth y darle una ilustrativa recorrida antes de sentarse a dibujar ‘Tango’. ¿Pero no hubiese cambiado algo de modo irremediable si las aventuras de Corto hubiesen narrado el presente inmediato?  

Todo cambio supone ganancias y pérdidas. Meditando esta reflexión entre lecturas fue como surgió la idea de base de CHC. Compartí mi inquietud con Pedro, y tuvo buena acogida. Como es de imaginar, un Corto Maltés del presente no podría ser un marino, ni un cínico romántico. Con estas diferencias en mente fuimos dándole forma a este nuevo personaje. En aquellos días, las violentas marchas proeuropeas en Ucrania eran la noticia internacional más candente. Allí pusimos a nuestro muchacho, para empezar. Las primeras semanas, el cómic (que publicamos regularmente en Subcultura) logró mantenerse a tiro de la realidad. Introducíamos pequeños ajustes de una página a otra, para no perder actualidad; pero pronto los vertiginosos vuelcos políticos nos dejaron bien atrás. La experiencia nos enseñó (algo que ya sabíamos desde el principio) que podemos narrar el presente, pero siempre desde el pasado. El presente es inalcanzable para la mano que escribe, y más aún para la que dibuja, aún cuando se trate de la incansable mano de Pedro. Cuando concluimos este primer episodio, Rusia recién comenzaba a movilizar sus tropas sobre Crimea. Todavía existían esperanzas de algún tipo de concesión política de último momento, pero se olía guerra en cada titular. Hoy, menos de medio año después, este primer episodio parece escrito en la prehistoria. Yanukovich fue depuesto y los proeuropeos tomaron el poder; Crimea se declaró independiente, despertando una oleada secesionista que ya tocó Donetsk y Lugansk; y mientras escribo esto, un misil que nadie reclama acaba de derribar un avión de pasajeros (¿confundiéndolo con una aeronave rusa?).  

Uno de los postreros cambios al guión del primer episodio fue un diálogo de CHC que no figuraba en el original. El personaje termina despidiéndose de Taras y Vira con un profético: “Todo parece indicar que las cosas solo pueden ponerse peor aquí.” Y así fue. Al releerlo, por un instante, me queda la melancólica sensación de que, por más que uno retrate el presente, por más que uno se ate al pasado, siempre se termina mirando al futuro. Tal vez en eso consista la tarea de narrar.



22/08/2014

Superfábulas en Inari

Un poco tarde, para variar. La gente de la revista independiente Inari me había comentado que el breve guiño de humor al que dimos forma con Francisco Menor años atrás entraría en su especial 'superhéroes'. El tiempo pasó, los especiales de Inari siguieron acumulándose y yo, con mi cabeza en otras cosas, me olvidé del asunto. Pero más vale tarde que nunca, así que los invito a recorrer este (y otros números de esta interesante publicación que recorre distintos mundos narrativos desde la mirada del diseño gráfico y la ilustración. Y ya que están, a repasar el brevísimo 'Superfábulas', que encontrarán a buen recaudo en la página 43. ¡La seguimos!


19/08/2014

Pensamientos usurpados: Todos los caminos son un símbolo


"Uno podría arriesgarse a decir que en el folklore un camino casi nunca es un camino y nada más, sino que siempre sugiere, de modo completo o en parte, ‘el camino de la vida’. Una intersección configura siempre un giro en la vida del personaje folklórico: la partida desde el lugar de nacimiento, el retorno a casa, son usualmente mesetas de madurez en la vida del individuo (se parte siendo un joven, se regresa hecho un hombre). Las señales en el camino son indicadores de su destino, etc. En definitiva, el cronotopo novelístico del camino es específico y orgánico, y se encuentra profundamente imbuido por motivos folklóricos."
Mikhail Bakhtin (1981) ‘Forms of time and the chronotope in the novel.’ The Dialogic Imagination.

13/08/2014

Pensamientos usurpados: El sistema penal moderno y la jurisdicción policial de Superman

a) El sistema penal moderno:

“Los ilegalismos se han reestructurado con el desarrollo de la sociedad capitalista. Se ha separado el ilegalismo de los bienes del de los derechos. Separación que cubre una oposición de clases, ya que, de una parte, el ilegalismo más accesible a las clases populares habrá de ser el de los bienes: transferencia violenta de las propiedades; y, de otra, la burguesía se reservará el ilegalismo de los derechos: la posibilidad de eludir su propios reglamentos y sus propias leyes; de asegurar todo un inmenso sector de la circulación económica por un juego que se despliega en los márgenes de la legislación, márgenes previstos por sus silencios, o liberados por una tolerancia de hecho. Y esta gran redistribución de los ilegalismos se traducirán incluso en una especialización de los circuitos judiciales: para los ilegalismos de bienes -para el robo-, los tribunales ordinarios y los castigos; para los ilegalismos de derechos -fraudes, evasiones fiscales, operaciones comerciales irregulares-, unas jurisdicciones especiales, con transacciones, componendas, multas atenuadas, etc.”.

Michel Foucault (1975) Vigilar y Castigar.

b) La jurisdicción policial de Superman:

“Superman es prácticamente omnipotente. De sus facultades físicas, mentales y tecnológicas ya se ha hablado. Su capacidad operativa se extiende a escala cósmica. Así pues, un ser dotado con tal capacidad y dedicado al bien de la humanidad (planteándonos el problema con el máximo candor, pero también con la máxima responsabilidad, aceptándolo todo como verosímil), tendría ante sí un inmenso campo de acción. De un hombre que puede producir trabajo y riqueza en dimensiones astronómicas y en unos segundos, se podría esperar la más asombrosa alteración en el orden político, económico , tecnológico, del mundo. Desde la solución del problema del hambre, hasta la roturación de todas las zonas actualmente inhabitables del planeta o la destrucción de procedimientos inhumanos… En vez de esto, Superman desarrolla su actividad a nivel de la pequeña comunidad en que vive… En el ámbito de su little town el mal, el único mal a combatir, se configura bajo la especie de individuos pertenecientes al underworld, al mundo subterráneo de la mala vida, preferentemente ocupado, no en el contrabando de estupefacientes ni –cosa evidente- en corromper a políticos o empleados administrativos, sino en desvalijar bancos y coches-correo. En otras palabras, la única forma visible que asume el mal es el atentado a la propiedad privada.”

Umberto Eco (1962) El mito de Superman.

25/07/2014

Pensamientos usurpados: El posmodernismo como pensamiento crítico


Lo que deseo llamar posmodernismo es esencialmente contradictorio, resueltamente histórico e inevitablemente político. Sus contradicciones pueden ser producto de una sociedad capitalista tardía, pero más allá de sus causas, estas contradicciones se manifiestan en el importante concepto posmoderno de “presencia del pasado.” Ese fue el título dado a la Bienal de Venecia de 1980, que marcó el reconocimiento institucional del posmodernismo en la arquitectura. (...) No se trata de un retorno nostálgico; se trata de una revisión crítica, de un diálogo irónico con el pasado del arte y de la sociedad, del regreso a un vocabulario compartido de formas arquitectónicas. “El pasado cuya presencia reclamamos no es una edad de oro a ser recuperada,” señala Portoghesi. Sus formas artísticas y sus formaciones sociales son problematizadas por la reflexión crítica. Lo mismo vale para el repensar posmoderno de la pintura figurativa en el arte y de la narrativa histórica en la ficción y la poesía: siempre es una revisión crítica, nunca un “retorno” nostálgico.

Linda Hutcheon (1988) A Poetics of Postmodernism: History, Theory, Fiction.


19/07/2014

Noche de Superacción (cómic)

Exégesis dedicó su número de julio a homenajear a 'El Eternauta'. Pensando en la ocasión, garabateé un breve diálogo entre héroes de la historieta argentina y universal. El concepto surgió de la última fiesta de fin de año del jardín de mi hijo. La temática de aquella fiesta había sido 'Superhéroes'. Mi hijo, que aún tiene la suerte de mantenerse al margen del tedioso mundo superheroico, eligió, sin tener idea de quién se trataba, a Linterna Verde. Los padres también debíamos acompañar esta gesta caracterizados de algún superhombre. Mi opción, criolla hasta la médula, fue el cacique tehuelche Patoruzú. Ese fue el disparador para el corto de ocho páginas que propuse para el homenaje de Exégesis, y que mi tocayo Segismundo supo acompañar con sus marcadores.

Profundas reflexiones de sobremesa, algunos chistes previsibles y un llamado a la epopeya. De eso va esta (quiero yo) amena historia. Los invito a echarle un ojo: 


17/07/2014

Pensamientos usurpados: Por qué Piketty acierta en el diagnóstico pero no en la solución

Es en la acumulación ampliada de capital y no en el consumo rentístico donde se halla la fuente de la desigualdad. Y por otra parte, es la propia dinámica de la acumulación del capital la que engendra tanto al “rentista” como la concentración del capital y por tanto la desigualdad en la distribución. Por ello los “principios de justicia social de nuestras sociedades democráticas modernas” privilegian el derecho a la propiedad privada que garantiza la existencia de una clase de no propietarios de los medios de producción, obligada a vender en el mercado su fuerza de trabajo, única mercancía capaz de aportar la sustancia que valoriza al capital. No habitamos el reino de los muertos (el peso de la herencia) que, como sugiere Piketty, domina el mundo de los vivos, habitamos el reino de la propiedad privada del trabajo muerto (propiedad de los medios de producción) que domina al mundo del trabajo vivo (trabajo asalariado).
Paula Bach (2014) “Sobre Thomas Piketty y la desigualdad como destino manifiesto.”

09/07/2014

Pensamientos usurpados: Qué tan desigual es el mundo

La población del planeta ronda los 7 mil millones de personas en 2012, y la producción económica global es apenas mayora a 70 billones de euros, de modo que la producción per cápita es de casi 10 mil euros. Si sustraemos un 10% por la depreciación del capital y lo dividimos por 12, nos dará como resultado un promedio per cápita mensual de ingresos de 760 euros, lo cual es la mejor manera de probar nuestro punto. En otras palabras, si la producción global y el ingreso que genera fuesen divididos de modo equitativo, cada individuo en el mundo tendría un ingreso cercano a 760 euros mensuales.

La población de Europa se acerca a los 740 millones de personas, con unas 540 millones viviendo en los países miembros de la Unión Europea, cuya producción per cápita supera los 27.000 euros por año. Los restantes 200 millones de personas viven en Rusia y Ucrania, donde la producción per cápita ronda los 15.000 euros anuales, casi 50% por encima de la media global. La Unión Europea en sí misma es relativamente heterogénea: 410 millones de sus ciudadanos viven en lo que solía denominarse Europa Occidental, con tres cuartos de los mismos viviendo en los cinco países más poblados de la Unión (Alemania, Francia, Gran Bretaña, Italia y España), con un PBI promedio per cápita de 31.000 euros por año, mientras que los restantes 130 millones viven en lo que solía ser la Europa Oriental, con una producción per cápita promedio en el orden de los 16.000 euros por año, no tan distinta a la del bloque Rusia-Ucrania.

El continente americano puede ser dividido en regiones bien diferenciadas que son aún más desiguales que el centro europeo y su periferia: el bloque EEUU-Canadá tiene 350 millones de personas con una producción per cápita de 40.000 euros, mientras que América Latina tiene 600 millones de personas con una producción per cápita de 10.000 euros, exactamente igual a la media mundial.

El África Subsahariana, con una población de 900 millones de personas y una producción anual de tan solo 1,8 billones de euros (menos que el PBI francés, de 2 billones), es económicamente la región más pobre del mundo, con una producción per cápita de tan solo 2.000 euros por año. India está apenas mejor, mientras que África del Norte mejora notablemente, y China más aún: con una producción per cápita de 8.000 euros por año, China en 2012 no está tan detrás de la media mundial. La producción per cápita anual de Japón es igual a la de los países europeos más ricos (próxima a los 30.000 euros), pero su población es tan pequeña en relación con la enorme población asiática que su impacto es mínimo en el promedio continental, más próximo a la media de China.

Resumiendo, la inequidad global va desde regiones en las que el ingreso per cápita está en el orden de los 150-250 euros mensuales (África Subsahariana, India) a regiones donde es tan alto como 2.500-3.000 euros al mes (Europa Occidental, América del Norte, Japón), esto es, entre diez y veinte veces mayor. 

Thomas Piketty (2014) Capital in the 21st Century.

18/06/2014

Palabras: Melconián y los que miran al futuro

“A mí los primeros veinticinco minutos no me interesan,” reiteraba el asesor económico y ex-candidato del Pro Carlos Melconián. Con esto se refería a la conferencia de prensa dada por el ministro de economía Axel Kicillof, tras hacerse conocida la decisión de la Corte norteamericana de desentenderse de la causa por el pago de la deuda a los fondos buitres. “Los primeros veinticinco minutos fueron para la tribuna,” apuntó Melconián en Intratables. “Pour la galerie,” reincidió con giro francoparlante ante la más sofisticada teleaudiencia de Palabras + Palabras - media hora más tarde. Y luego de insistir en ignorar aquellos veinticinco primeros minutos, remató: “Hay que mirar al futuro.” He aquí toda la cuestión.

¿Pero qué significa mirar al futuro en labios de Melconián? El economista no dejó dudas de que quitaría del discurso de Kicillof los primeros veinticinco minutos. Veinticinco minutos, justamente, que miran al pasado. Pues fue a lo largo de estos largos minutos que Kicillof contextualizó e historizó la deuda contraída por el país. Melconián puede animarse a hablar de las “inconsistencias” de esta historización, pero su deseo no es discutirla, sino anularla, borrarla, hacerla desaparecer. “Los primeros veinticinco minutos no me interesan” significa esto mismo: ignoremos, descartemos toda contextualización e historización de la deuda. No importa si la deuda fue contraída por gobiernos anteriores, no importa si la deuda fue acrecentada durante los años neoliberales, no importa si la deuda fue la causal de la crisis del 2001. En esta deshistorización, claro, tampoco importa que Melconián haya alabado las políticas que crearon esa deuda, ni que haya apoyado explícitamente instancias de endeudamiento como las del Megacanje. Tampoco importa que en aquel entonces haya pronosticado que aquel endeudamiento le permitiría a la Argentina salir adelante. Nada de eso interesa. Anular los primeros veinticinco minutos de Kicillof es pedirle a la sociedad que olvide que Melconián y sus correligionarios siempre estuvieron del lado de los endeudadores. Esos veinticinco minutos no interesan.

Entonces Melconián propone olvidar, pero también “mirar al futuro.” Mirar al futuro olvidando el pasado. No se trata, evidentemente, del mismo futuro que mira el ministro de economía. El futuro de Kicillof es un futuro posicionado y condicionado por el pasado; el futuro de Melconián es un futuro en abastracto, un futuro aislado de la contingencia histórica, es un futuro que olvida las decisiones que llevaron a este presente. Uno podría equivocadamente suponer que Melconián se resguarda a sí mismo, que obviar el pasado es su forma de lavarse las manos, de escapar a su propia historia negra. En realidad, hay mucho más que esto. Negar el pasado, anularlo, borrarlo de las mentes de los votantes es el único camino que tiene el pensamiento neoliberal para volver a instalarse en una sociedad arrasada por sus políticas. No es nada nuevo. El sentido común neoliberal acostumbra a desestimar las discusiones históricas por vanas. Propone, en cambio, discutir gestiones. Como si las gestiones pudieran escapar a los condicionantes históricos; como si no dejaran su propia huella en la historia. Esta estrategia discursiva no es caprichosa. Solo cuando la memoria flaquea puede volverse a imponer un modelo probadamente diseñado para la expoliación económica y la fragmentiación social. Y Melconián lo sabe. Sabe que la memoria es el gran vallado social a derribar. Y que una vez derribado, él y los suyos podrán volver.



16/06/2014

Hipótesis: Entretiempo Argentina-Bosnia

Sabella arroja la moneda al aire una y otra vez, sus dedos temblorosos y mojados.  Busca las palabras, sin animarse a mirar a sus jugadores a la cara. Un sudor copioso le recorre la frente.

SABELLA: Chicos, ustedes saben que una defensa sólida es fundamental para mí.

MESSI (súbitamente hablador tras un sorbo de cahipiriña): Pero, Alejandro, vos sabés que a mí no me sale jugar así. No es lo mío.

SABELLA: Pibe, ¡pero si sos el mejor jugador del mundo!

MESSI: Sí, pero no sé jugar a cualquier cosa. ¿Qué te pensás, que soy Maradona?

SABELLA: Es que… si pongo toda la carne al asador en la delantera, corremos el riesgo de que nos vacunen en cualquier momento.

MESSI (tras un segundo sorbo de cahipiriña): A mí me enseñaron que el fútbol no es evitar que te ganen; ni siquiera es hacer todo para ganar… El fútbol es tratar de meter más goles de los que te van a meter a vos.

SABELLA: Eh… Esa yo no me la creo. Hice como que me la creía hasta ahora, pero nunca me la creí.

MESSI: Bueno, ¿qué hacemos al final? ¿Jugamos como vos querés o como queremos nosotros?

La moneda en la mano de Sabella vuelve a girar en el aire y cae resonando contra el suelo: seca.


SABELLA: Está bien, pibe. Salgamos a meter goles. Y que sea lo que Dios quiera.




07/06/2014

Momentos usurpados: cantando a la Patria Grande

¿Quién hubiese imaginado que al cantarle a la América Latina, el espíritu hermanado y convocante de Tejada Gómez...



…no hallaría compañía sincera sino hasta la llegada de un rapero portorriqueño de raíces reggaetoneras?



06/06/2014

Pensamientos usurpados: Cómo ser feminista siendo hombre

Los hombres que quieren ser feministas no necesitan que se les dé un lugar en el feminismo. Necesitan tomar el lugar que ya tienen en la sociedad y volverlo feminista.

Kelley Temple (Unión Nacional de Estudiantes, Reino Unido)

05/06/2014

Paralelas (cómic)

He aquí un breve ejercicio personal publicado en la contratapa del último número de Exégesis. Como bien apuntó mi colega Gastón Martino en algún otro lado: inspirado en el estribillo de un tema de Bad Religion (claro, un parentesco que solo alguien que sabe de mi insistencia con esta banda puede descubrir). Como no tengo más que señalar, les dejos los links a la página, y algunas líneas de la canción:
…sueños de unidad fracturados,
tan lejos de la realidad,
trayectorias independientes,
equivalencias apartadas:
¡Nuestras vidas son paralelas!




Creative Commons License
© Copyright 1993-2013 Blas A. Bigatti

Textos, imágenes, audio y video publicados como posts por Simud se encuentran (salvo aclaración contraria) protegidos bajo los términos de Creative Commons Atribución-No Comercial-Sin Obras Derivadas 3.0 Unported. Para utilizar cualquier contenido fuera de los términos de esta licencia, por favor, contactarse con el autor.